Sabero

Bajo la mirada de las monta├▒as est├í mi pueblo. Desde all├í arriba todos somos iguales, todos somos peque├▒os, hasta las casas son miniaturas, pero si dejamos que la brisa de los ├írboles nos adentren en ├ęl, veremos cosas grandes, veremos personas, veremos ilusiones y veremos tristeza.